Curiosidades

Quién es James, el nieto más joven de Isabel II, y qué papel cumple en la monarquía británica


Se espera que el Vizconde Severn lleve en el futuro una vida desprovista de obligaciones reales, pero ¿podrá heredar el título de su abuelo?

Anuncios

El príncipe Eduardo de Gran Bretaña y su esposa, Sophie, condesa de Wessex, tienen dos hijos: la mayor, Lady Louise Windsor, que tiene 16 años, y James, vizconde de Severn, que a sus 12 años es el menor de los ocho nietos de la reina Isabel II. Si bien la ley de la primogenitura masculina significa que Lady Louise no puede heredar un título de su padre (Conde de Wessex), se espera que su hermano menor experimente un cambio poderoso en el futuro.

El príncipe Eduardo es el hijo menor de la reina y nació como Príncipe y Alteza Real. Sin embargo, de acuerdo con la tradición real, recibió otro título en su boda con Sophie Rhys-Jones en 1999. El día de su boda, que se celebró en la Capilla de St. George, en el castillo de Windsor, Eduardo fue creado Conde de Wessex y Vizconde Severn. A partir de entonces, la empresaria de relaciones públicas comenzó a ser tratada oficialmente como ‘Su Alteza Real, la Condesa de Wessex’.

El príncipe Eduardo, su esposa y sus dos hijos viven actualmente en Bagshot Park, una finca del siglo XVII cerca de Windsor.

Si bien los hijos y nietos del monarca reinante generalmente reciben títulos ducales cuando contraen matrimonio (una tradición de muchos siglos de antigüedad), Eduardo prefirió el título de conde, de rango más bajo que el de duque, debido a que esperaba una vida matrimonial menos expuesta. Pero el protagonismo que Eduardo y Sophie adquirieron en los últimos años y su apoyo fiel a la Corona hicieron que sonara cada vez más fuerte la posibilidad de que él herede el título de Duque de Edimburgo después del fallecimiento de su padre.

Cuando esto suceda, el mecanismo hereditario británico convertirá a James en el próximo conde de Wessex. Los expertos en genealogías reales advierten que su título de nacimiento, el de Vizconde Severn, “es un título subsidiario de su padre, el conde de Wessex, y por lo tanto se utiliza como título de cortesía. Se puede suponer que sucederá al título de conde de Wessex cuando su padre se convierta en duque de Edimburgo”.

Cuando nació el 17 de diciembre de 2007, su padre lo describió como “muy lindo y muy tierno”. Su nombre, James Alexander Philip Theo, fue anunciado varios días después; su apellido completo es Mountbatten-Windsor.

Nacido en 2008, el niño fue bautizado como James Alexander Philip Theo y fue incripto en el registro civil con los apellidos de Mountbatten-Windsor, como es que la reina Isabel II decidió que su descendencia se llamaría. Eduardo y Sophie optaron por criar a sus hijos sin títulos reales, pero los jóvenes podrán usar sus tratamientos de Alteza Reales cuando cumplan 18 años.

En el pasado, los hijos menores de las familias reales eran bien “utilizados”: los varones estaban destinados a garantizar más potenciales herederos, mientras las mujeres podían servir como piezas políticas al ser ofrecidas en matrimonio a príncipes y reyes extranjeros. La última princesa británica que contrajo un matrimonio dinástico fue Margarita de Connaught, hija de uno de los hijos menores de la reina Victoria, quien se casó con el futuro rey Gustavo Adolfo de Suecia.

A principios de este año, la condeasa de Wessex, explicó la decisión de criar a sus hijos sin títulos reales y prepararlos para una vida privada, parecida a la que llevan los hijos de la princesa Ana. “Tratamos de educarlos con el entendimiento de que es muy probable que tengan que trabajar para ganarse la vida. Por eso tomamos la decisión de no utilizar títulos de Altezas Reales”. Y agregó: “Los tienen y pueden decidir usarlos a partir de los 18, pero creo que es muy poco probable”.

Si bien es poco probable que Lady Louise y James sean en el futuro miembros “senior” de la realeza (es decir, que cumplan actividades representativas y reciban parte del presupuesto de la Corona), sus posiciones en la línea de sucesión cambiarán cuando el príncipe Carlos se convierta en rey. James es actualmente el duodécimo en la línea sucesoria al trono y Lady Louise ocupa el decimotercero. Una vez que sea coronado el próximo rey, sus sobrinos pasarán a los puestos 11 y 12 respectivamente.

Si bien Lady Louise es la hija mayor de los condes, su hermano menor la superó en la línea de sucesión debido a una ley obsoleta que daba a los herederos varones precedencia sobre las herederas femeninas. La misma ley hizo que la princesa Ana (hija de Isabel II) también retrocediera frente a sus tres hermanos menores en la línea de sucesión cuando nacieron, en los años ‘60.

Sin embargo, la legislación sucesoria se modificó antes del nacimiento del primer hijo de la duquesa de Cambridge, para garantizar que cualquier heredero mantuviera su lugar en la línea de sucesión independientemente del género. El experto constitucional Iain MacMarthanne explicó que “la Ley de 2013 buscó actualizar múltiples leyes obsoletas y discriminatorias relacionadas con la monarquía”.

“A través de esta ley se abolió la primogenitura masculina, permitiendo que el primogénito, independientemente de su género, se convirtiera en heredero aparente. Se eliminó la inhabilitación para heredar el trono al casarse con un católico, y se derogó la Ley de Matrimonios Reales de 1772”, explicó MacMarthanne.

La princesa Carlota de Cambridge fue la primera miembro de la realeza en beneficiarse de los cambios descritos en la Ley de Sucesión de la Corona de 2013. Después del nacimiento de su hermano menor, el príncipe Louis, en 2013, la niña mantuvo su lugar en la línea de sucesión. Sin embargo, la ley de primogenitura aún exime a las mujeres de heredar los títulos de nobleza de sus padres, por lo que Lady Louise Windsor no heredará los títulos de su padre, pese a ser la hija mayor.

Lo más probable, es que James Mountbatten-Windsor en el futuro construya su vida profesional y se gane su sustento de forma privada porque desde hace varios años, el príncipe Carlos sostiene la idea de que la familia real debe ser menos numerosa para significar menos costos a los contribuyentes. Como sobrino del próximo rey, sin embargo, se puede pensar que el vizconde Severn tiene, por lo menor, un futuro privilegiado.