Noticias

¿Tuvo la princesa Diana una infancia miserable? Eso es falso, dice su niñera


Mary Clarke afirmó en una entrevista que la difunta princesa Diana de Gales tuvo una infancia “protegida” pero que no sufrió efectos traumáticos del divorcio de sus padres.

Cuando Mary Clarke se unió a la familia Spencer como niñera, se preparó para atender a un grupo de niños angustiados por la separación de sus padres. En cambio, encontró un entorno “idílico” con Diana y sus hermanos disfrutando de una “infancia feliz y maravillosa”. La mujer, que tenía 21 años cuando empezó a trabajar para los Spencer, afirmó en una entrevista con el diario londinense The Sunday Times que la difunta princesa Diana de Gales tuvo una infancia “protegida” pero que no tenía idea del “trauma” del divorcio de sus padres, tal y como se ha dicho en diversas biografías.

La madre de Diana, Lady Frances, quien falleció en 2004, a los 68 años, dejó a John Spencer, vizconde Althorp, por el empresario Peter Shand Kydd en 1969 y, después de perder una amarga batalla por la custodia de sus hijos, se mudó de la casa familiar cuando la futura princesa de Gales tenía siete años. Días atrás, el hermano menor de Diana, Charles Spencer, quien vive actualmente en Althorp House, describió su infancia como “rota” y “agonizante” y que su hermana solía quedarse parada durante horas junto a la puerta esperando el regreso de su madre. Mary Clarke discute sus afirmaciones: “Esos niños ni siquiera sabían sobre ese caso judicial… no sabían que nada de ese trauma estaba sucediendo. Estaban muy resguardados. Esos padres les dieron una vida maravillosa”.

Mary Clarke, ahora de 70 años, que divide su tiempo entre el Reino Unido y Canadá, calificó a su difunta madre de Diana como una “persona encantadora”, que solía visitar con frecuencia a sus hijos, contra lo que diversos biógrafos han afirmado. Ella tenía tenía 21 años cuando comenzó a trabajar para la los vizcondes Althorp en Norfolk, cerca de la finca de la reina, tras superar a más de 60 solicitantes por la oportunidad de cuidar a los hijos de la nobleza. Diana, que tenía entonces 10 años de edad, era “una niña encantadora” cuando la conoció.

Frances, entonces de 18 años, y el vizconde Althorp (futuro octavo conde Spencer) Johnnie, de 30 años, se casaron en 1954 antes de divorciarse en 1969. En 1968, Frances perdió una batalla por la custodia de Diana, Charles y sus hermanas Jane y Sarah e intentó nuevamente en 1971 recuperar la custodia, pero perdió una vez más. Terminó mudándose con su nuevo marido a Escocia después de perder su primera batalla por la custodia de sus hijos. Mary dijo que los casos judiciales se manejaron “extremadamente bien” y que la segunda oferta por la custodia demostró cuánto amaba Frances a sus hijos.

Reflexionando con franqueza sobre su matrimonio en una entrevista para una revista en 1997, Frances dijo: “Si bien creo que el remordimiento y el arrepentimiento son vibrantemente necesarios cuando hemos fallado a otros y nos hemos fallado a nosotros mismos, creo que las disculpas repetitivas son una forma de autocompasión”. Diana y su madre tenían una relación difícil y casi no se hablaron durante los últimos años de vida de la princesa de Gales.

Anuncios