Noticias

El conde Spencer revela la historia del príncipe que murió ahogado al intentar salvar a su hermana en un naufragio


Su libro histórico The White Ship relata la historia del barco que se hundió en 1120 en su camino a a Southampton. Llevaba al único hijo legítimo de Enrique I, Guillermo Aetheling, de 17 años.

Un nuevo libro, escrito por el conde Charles Spencer (hermano menor de la fallecida Diana, princesa de Gales) revela que el heredero del rey Enrique I de Inglaterra se ahogó al intentar salvar a su hermana durante un naufragio. El “Barco Blanco” se hundió en el año 1120 en su camino desde el puerto de Barfleur a Southampton y trasportaba al único hijo legítimo del rey Enrique I, el príncipe Guillermo Aetheling, de solo 17 años. Bajo los efetos del alcohol, Guillermo ordenó a sus guardias que rescataran a su hermana, Mathilde, pero su bote de remos volcó.

“En una fría pero clara noche de noviembre de 1120, hace casi exactamente 900 años, un barco zarpó del puerto de Barfleur en la costa de Normandía con destino a Southampton. Todos a bordo estaban alegremente borrachos pero perfectamente optimistas. La marea había cambiado y estaba con ellos, por lo que habían esperado hasta después del anochecer para zarpar; y el viento ahora estaba en el sur”, relata el conde Spencer en su nuevo libro, The White Ship.

“También tenían 50 remeros a bordo, y aunque solo había una fina luna nueva, debería haber sido una travesía fácil en mares tan tranquilos, y traerlos de regreso a Inglaterra en unas pocas horas. Un poco más adelante de ellos navegaba el propio rey de Inglaterra, Enrique I, cuarto hijo de Guillermo el Conquistador. En el siguiente barco, el Blanche-Nef, es decir, el Barco Blanco, era el único hijo legítimo de Enrique, Guillermo Aetheling, de 17 años, heredero del trono de Inglaterra y del Ducado de Normandía”.

“Con su aliento juvenil, tanto la tripulación como sus compinches habían estado bebiendo mucho todo el día”, prosigue el autor en su relato. “A menos de una milla mar adentro, se produjo el desastre: sin duda, con la embriaguez y el exceso de confianza jugando un papel importante, el barco chocó contra una roca conocida llamada Quilleboeuf, y su casco construido en clinker se rompió instantáneamente. Aguas gélidas se vertieron en su casco roto, y el Barco Blanco comenzó a inclinarse”.

Según el libro, algunos tripulantes cayeron al mar casi de inmediato mientras el barco comenzaba a hundirse aunque el joven príncipe Guillermo se salvó porque sus guardaespaldas lo metieron en un bote y lo llevaron remando hacia la orilla. “Sin embargo, el mástil del barco permaneció fuera del agua durante un tiempo, y dos hombres lograron treparlo y agarrarse, mojados e hipotérmicos, pero aún conscientes”, relata Spencer. “Uno era un noble llamado Geoffrey de l’Aigle, y el otro un carnicero muy decidido de Rouen llamado Berold”.

“Pocos, salvo los pescadores, sabían nadar en esos días. Entre los que se ahogaron estaba Matilda la Perche, la media hermana del príncipe Guillermo. Y aquí la historia adquiere una trágica intensidad”, prosigue el relato. “Al darse cuenta de que su amada media hermana estaba en el agua cerca, Guillermo ordenó a sus remeros que hicieran girar el bote y la rescataran. Pero tan pronto como remaron de regreso entre los que se estaban ahogando, las manos desesperadas se extendieron y la gente trató de subir a bordo”.

El bote se hundió y volcó, y tanto Guillermo como su hermana y todos los demás se perdieron en el fondo del mar. Solo una persona sobrevivió al naufragio. Spencer dice que la pérdida del Barco Blanco no solo fue una tragedia personal devastadora para el rey Enrique I, sino también para la dinastía anglo-normanda, sino también “un desastre para Inglaterra, lo que hizo que la sucesión se convirtiera repentinamente en una peligrosa incertidumbre”. Sin un heredero varón claro, el reino se enfrentó al peor de los resultados, un vacío de poder.

Anuncios
This entry was posted in: Noticias

por

MONARQUIAS.COM, nacido en 2017 con el nombre de Secretos Cortesanos, es un sitio web de noticias e historias sobre la realeza con más de 1 millón de lectores anuales.