Casa de Windsor, Secretos Cortesanos

Los diarios secretos de una amiga de Isabel II durante la guerra revelan datos inéditos sobre “Lilibet” y Margarita


Las memorias de Alathea Fitzalan revelan cómo las tres niñas jugaron juntas en Windsor, protegidas de las bombas nazis, y los primeros flirteos de “Lilibet” con su futuro esposo.

Anuncios

Alathea Fitzalan Howard fue enviada a vivir con su abuelo, el vizconde Fitzalan de Derwent, en Cumberland Lodge, cerca del Castillo de Windsor, durante la Segunda Guerra Mundial después de que sus padres se separaron. Durante esos tormentosos años se hizo amiga cercana de la princesa Isabel y su hermana Margarita, visitándolas con frecuencia en el Castillo de Windsor y disfrutando de fiestas, bailes, picnics y celebraciones con la Familia Real y otros miembros de la Corte. Durante los años de la guerra, Alathea fue uno de los pocos contactos que las dos princesas mantuvieron con el mundo exterior. A su muerte, en 2001, Alathea dejó a su sobrina Isabella Naylor Leyland un total de 64 tomos de sus diarios, en los cuales se vuelcan todos los detalles de su vida durante la guerra cerca de las princesas “Lilibet” y Margarita. Un año antes, había dicho: “Mis diarios deben conservarse y publicarse”.

Alathea Alys Gwendolen Mary Fitzalan Howard, nacida en 1923, era la hija mayor del vizconde Fitzalan de Derwent y de Joyce Langdale, quien más tarde se convirtió en la condesa Fitzwilliam. Su madre tenía poco interés en los niños y, al comienzo de la guerra, Alathea fue enviada a vivir con su abuelo y su tía Magdalen. “La suya fue una infancia solitaria y los diarios fueron su mejor amigo. Ella anotó todas sus esperanzas miedos y frustraciones y podía contarle a su diario lo que nadie más sabía: una perfecta confidente. Su único otro consuelo era la amistad que tenía con las princesas Isabel y Margarita”, recordó Isabella Naylor Leyland”. Ya en la edad adulta, Isabel II mantuvo su amistad con Alathea hasta la muerte de ella.

A continuación, un extacto de “Los diarios de Windsor: Una infancia con las princesas”, basado en los diarios de Alathea Fitzalan Howard y editado por Isabella Naylor Leyland:

1940

Domingo 21 de enero: “Lilibet me llamó para pedirme que patinara. Ella, Margarita y el rey me recogieron en el coche y nos dirigimos al lago. La reina bajó y miró. Jugaba al hockey con otras seis personas: policías y choferes, etc. de Royal Lodge. ¡Gran diversión! Lilibet es mucho más amable cuando está sola que en Guías (se refiere al grupo de Niñas Guías al que la princesa pertenecía).

Miércoles 20 de marzo: “[En] Royal Lodge todos arrastramos un viejo carro de jardín hasta el montón de basura debajo de la vicaría y lo llenamos con metal viejo, etc. ¡y lo arrastramos de regreso al jardín (el detective ayudó)! Luego jugamos charadas en el interior. Margarita es bastante tonta pero es muy dulce. Lilibet dejó de usar calcetines. Crawfie [la institutriz de las princesas, Marion Crawford] me dio un beso de despedida. Día celestial.

Margarita es bastante tonta pero es muy dulce”.

ALATHEA FITZALAN

Lunes 6 de mayo: “Las princesas vinieron a tomar el té hoy. Un día muy húmedo pero salimos y jugamos en el jardín hasta las seis, luego entramos e hicimos dos charadas, que fueron muy divertidas. Viernes 10 de mayo ¡Hitler invadió Holanda y Bélgica a las 3 am!”

Martes 14 de mayo: “Las princesas se han trasladado a Windsor para mayor seguridad. De alguna manera me siente sola al saber que no están a mi lado”.

Viernes 7 de junio: “Lilibet, Margarita y Crawfie me recibieron en la puerta y bajamos a la sala de guardia para tomar el té con algunos oficiales. Té enorme, tortas en abundancia, helados, cerezas, con las que teníamos competencias. Una vez, Lilibet y yo nos miramos y casi nos echamos a reír. Lilibet y Margarita por primera vez (que yo lo haya visto) no estaban vestidas igual”.

Lunes 17 de junio: “Escuché que Francia se ha rendido, así que ahora nos quedamos para enfrentar a Alemania solos. Naturalmente, si somos atacados, todos debemos esperar la muerte como nuestra única liberación”.

Martes 2 de julio: “Fui a York Hall para un ensayo del concierto del sábado. Lilibet hará claqué en ‘Una manzana para la maestra’ (ella es la maestra). Margarita también está involucrada. Ambas tocan el piano en el escenario…”

Sábado 13 de julio: “Crawfie estaba de mal humor. Creo que está bastante enojada porque le pedí prestado su bolso la semana pasada para el dinero del concierto y ahora no puedo recordar lo que hice con él. Las princesas también estaban bastante enojadas, porque Lilibet tocaba mal el piano y el telón cayó sobre la cabeza de Margarita”.

“Las princesas también estaban bastante enojadas, porque Lilibet tocaba mal el piano y el telón cayó sobre la cabeza de Margarita”.

ALATHEA FITZALAN

Jueves 15 de agosto: “Todos dibujamos afuera. Después, ordené como de costumbre en la habitación de Lilibet y ella me dijo que sus medias de seda costaban ocho y seis. ¡Típico!”

Domingo 25 de agosto: “Me acosté alrededor de las diez y estaba en medio de la oración cuando tres terribles explosiones sacudieron mis ventanas. Todos bajamos al sótano entre más bombas y estruendos”.

Martes 27 de agosto: “En bicicleta al castillo con cosas de senderismo. Nos dividieron en dos grupos [de guías] con Lilibet y yo a cargo. Hicimos fuego y cocinamos salchichas en palitos”.

Lunes 23 de septiembre: “Fui en bicicleta al castillo para tomar el té. Todos escuchamos el discurso del Rey por radio en la guardería y hicimos punto”.

Martes 1 de octubre: “A las nueve en punto estalló [una] bomba de relojería [cerca]. Me quedé sin palabras, horrorizada, viendo cómo mis paredes se mecían violentamente de un lado a otro. Sé que la gente en el futuro leerá sobre esta guerra y la considerará con horror como comparable solo a las revoluciones francesa o rusa y sentirán lástima por la generación cuya juventud fue desperdiciada por ella”.

Sábado 9 de noviembre: “L. y M., Crawfie y yo salimos bajo la lluvia y jugamos hasta que la Reina se unió a nosotros, cuando le dimos algunas bufandas a algunos soldados y luego desbloqueamos un arroyo. ¡M. me empujó contra un alambre de púas, rompiendo mi media buena! Las tres tomamos té con la K y la Q y luego jugamos Racing Demon con la Reina. A las siete L y yo fuimos a nuestros baños. L y yo cenamos en nuestras cosas de noche en la guardería. Aproximadamente a las ocho, L y yo y Bobo [la niñera real, Margaret MacDonald] caminamos hacia su refugio, a millas de distancia. L y M duermen en dos literas una encima de la otra (M arriba) y la Sra. Knight [niñera] en una cama en la misma habitación. Me pusieron en una habitación contigua. M nos hizo reír mucho. El R y la R me miraron para decirme buenas noches”.

“Sé que la gente en el futuro leerá sobre esta guerra y la considerará con horror como comparable solo a las revoluciones francesa o rusa y sentirán lástima por la generación cuya juventud fue desperdiciada por ella”.

ALATHEA FITZALAN

Domingo 10 de noviembre: “Salí del refugio a las ocho menos cuarto y me vestí. Almuerzo 1.15. Vinieron dos niños de Eton, el niño Spencer [más tarde Coend Spencer, padre de la princesa Diana] y otro. ¡L y yo tuvimos que conversar con ellos! Después, L, M y yo fuimos a dar un largo paseo por el Home Park con el Rey y la Reina y nos encontramos con el arzobispo de Canterbury. Té con ellas y cartas con la Reina nuevamente después. Ella era muy habladora conmigo. Simplemente la amo. (…) ¡Marchamos hacia el refugio nuevamente completo con manzanas, relojes, libros, etc.! Dejé la puerta abierta para hablar y entré en la habitación [de las princesas] dos veces para buscar algo y ellas entraron en la mía cuando se encendió una [luz] de emergencia en mi habitación. M me hizo morir de risa al preguntarme si pensaba que L, ella y yo éramos bonitas”.

Lunes 11 de noviembre: “Nos levantamos poco después de las 7.30 y subimos a través de kilómetros de pasillos y escaleras helados (…) En ese Castillo, con sus habitaciones doradas y pasillos rojos, hay una atmósfera de vida familiar feliz que yo mismo nunca he conocido”.

Domingo 17 de noviembre: “Quiero más que nada en el mundo ser una dama de honor cuando sea mayor, pero me gustaría ser siempre amiga de Lilibet pase lo que pase”.

Martes 3 de diciembre: “El cabello de Lilibet está peor ahora que está rizado que antes, creo, porque lo tiene en pequeños rizos planos cerca de su cabeza alrededor de la espalda, muy apretados por delante”.

“Quiero más que nada en el mundo ser una dama de honor cuando sea mayor, pero me gustaría ser siempre amiga de Lilibet pase lo que pase”

ALATHEA FITZALAN

Martes 21 de diciembre: “Lilibet hizo galletas de mantequilla [en el grupo de Niñas Guías] y yo hice budín de pan. ¡A Lilibet realmente le gusta fregar y hace más que el resto de nosotros juntos! Prefiero la costura, ¡que L. odia!

1941

Jueves 6 de marzo: “Lilibet, M y yo nos dirigimos al Salón Rojo, donde se nos unieron tres oficiales de granaderos. Luego todos los oficiales de la RAF pasaron por allí, estrechando la mano de L. Ella encuentra muy difícil conversar, como yo, pero lo hizo muy bien, ya que tuvo que permanecer sola durante más de una hora hablando con cada uno por turno. ¡Ella insistió en traer a los perros porque dijo que eran lo mejor para salvar la conversación!

Domingo 9 de marzo: “L se volvió el pelo hacia abajo y me preguntó si me gustaba y le dije que no. Jugamos a las cartas hasta el almuerzo y luego salimos. Nos reímos mucho y nos divertimos mucho escupiendo sobre un puente hacia un arroyo, ¡tratando de golpear las hojas mientras flotaban! Crawfie es muy divertida pero no creo que Monty apruebe escupir! No volvimos hasta las 4.30 y al final nos reímos mucho y nos pusimos muy tontos porque estábamos muy agotados. Crawfie y yo estábamos caminando lentamente tomados del brazo por la empinada pendiente desde la terraza y L nos empujó y nos precipitamos hacia abajo y colapsamos en un arbusto y nos reímos tanto que no pudimos levantarnos”.

Sábado, 15 de marzo: “Annabel [hija de Sir Cecil Newman] cree que Lilibet tiene un busto enorme. Es una lástima, ya que algún día será terrible”.

Sábado 22 de marzo: “La reina me preguntó si me empolvaba la cara. Ella es tan dulce y amable y sin ser hermosa tiene un encanto tan irresistible que uno no podría evitar amarla. Ella se ha ganado mi inquebrantable adoración, ¡oh, si tan solo tuviera una madre así!”.

“Ella es tan dulce y amable y sin ser hermosa tiene un encanto tan irresistible que uno no podría evitar amarla. Ella se ha ganado mi inquebrantable adoración, ¡oh, si tan solo tuviera una madre así”.

ALATHEA FITZALAN

Jueves, 3 de abril: “Última lección de este trimestre [Alathea compartía lecciones de dibujo semanales con las princesas en el Castillo de Windsor]. Después, jugamos a las cartas hasta el té. dijeron algo sobre Felipe, así que dije: ‘¿Quién es Felipe?’ Lilibet me dijo: “Se llama Príncipe Felipe de Grecia” y luego ambos se echaron a reír. ¡Pregunté por qué, sabiendo muy bien! Margarita dijo: ‘No podemos decírtelo’, pero Lilibet dijo: ‘Sí, podemos. ¿Puede guardar un secreto?’ luego dijo que F era su ‘chico’. Monty me preguntó si tenía uno, y al final, les dije que era Robert Cecil [guardia de Windsor y futuro marqués de Salisbury], lo que hizo que L. y M dijeran que estaban muy contentas de que tuviera un ‘novio’. Todos nos reímos terriblemente. Debo decir que Lilibet es mucho más adulta que yo hace dos años”.

Miércoles 9 de abril: “Fui en bicicleta a Forest Gate y me reuní con las princesas. Condujimos hasta una parte hermosa del bosque, donde nos detuvimos y salimos a caminar, recogiendo prímulas. Tomé té en alfombras, que extendimos bajo los árboles. Encendimos un fuego para calentarnos. Me sorprendió mucho que las princesas vinieran solas sin la señora Knight; creo que debe haber sido la primera vez; por supuesto, tenían un detective. Empacamos y partimos en los autos para buscar el avión alemán derribado en el bosque anoche. Tomó algún tiempo encontrarlo, pero cuando lo hicimos, valió la pena. Era algo enorme, completamente destrozado, y recogimos trozos como souvenirs”.

Lunes 28 de abril: “Carta de Lilibet muy bonita, bastante larga. estaba firmado ‘Con amor de Elizabeth’. Me pregunto si uno no debería empezar a llamarla princesa ahora que es mayor”.

Lunes 5 de mayo: “Carta de Sonia diciendo que ha ido a tomar el té con las princesas y que hablaron sobre hombres jóvenes. Lilibet le dijo que adoraba a Hugh Euston, por lo que Sonia dijo que yo también, ¡así que se rieron y se rieron! Lilibet le dijo que tenía un novio, pero no dijo quién”.

“La Reina fue dulce y muy habladora conmigo y todos cantamos. M. me preguntó si me ella caía, ya que dijo que no estaba segura. ¿Cómo podría no gustarle a uno? Ha heredado todo el encanto de su madre, más que Lilibet”

ALATHEA FITZALAN

Sábado 24 de mayo: Baile. Tomamos galletas y jugo de naranja en la guardería con las princesas. Después del té la Reina, las princesas y yo jugamos a Racing Demon en su sala de estar. Con mucho gusto moriría por esa familia si hubiera una Revolución”.

Jueves 29 de mayo:“Monty me preguntó: “¿Admirez-vous Lord Euston?” y dije, ‘oui’. ¡Dijo que lo sabía por la forma en que hablé con él el sábado! Todos nos reímos terriblemente y Margarita preguntó si era mi novio, sabiendo muy bien que lo era!!! Ella es muy mayor para su edad de esa manera, de hecho, de muchas maneras”.

Sábado 7 de junio: “Después de la clase [de baile] me cambié en la habitación de M. ya que ella siempre me agarra pero L. dice que voy a ir a la de ella la próxima vez. En el almuerzo, esperaba que Hugh se sentara a mi lado, pero lo pusieron entre la Reina y Lilibet. ¡M. llamó mi atención y se rió! Después del almuerzo salimos con el Rey y la Reina. Los reyes jugaban al golf, así que nos desviamos y pronto llovió a cántaros y corrimos hacia el túnel y tuvimos que permanecer allí como media hora porque teníamos zapatos finos y no teníamos abrigos. La Reina fue dulce y muy habladora conmigo y todos cantamos. M. me preguntó si me ella caía, ya que dijo que no estaba segura. ¿Cómo podría no gustarle a uno? Ha heredado todo el encanto de su madre, más que LibiBet.

Jueves 12 de junio: “Pedaleé hasta el castillo. Dije que me encantaba venir a tomar el té. Margarita se rió y dijo: ‘Nos adora’ e hizo una de sus encantadoras caras”.

“Lilibet es graciosa de alguna manera, pero sin curiosidad y sobre todo sin temperamento. Pero no se puede tener todo”.

ALATHEA FITZALAN

Domingo 6 de julio: “Después del desayuno nos sentamos y también fuimos a dar un pequeño paseo con Crawfie. Libiet no dijo nada de que me quedara hasta el lunes, tanto en contra de mis esperanzas secretas que tuve que resignarme a irme esta noche; Lilibet es graciosa de alguna manera, pero sin curiosidad y sobre todo sin temperamento. Pero no se puede tener todo. (…) Encontramos un buen lugar para comer nuestro almuerzo tipo picnic. Muy divertido: ¡bebimos cerveza de jengibre en botellas! Nos acostamos sobre una alfombra y hablamos y leímos. Nos divertimos mucho volviendo, ¡con el sombrero de Crawfie y dos perros cayendo al agua!”

Miércoles 23 de julio: Llegué [al castillo para un baile] y al principio me sentí miserable porque todos tenían guantes largos y blancos [y] me hubiera gustado usarlos. Todos entramos en el Salón Rojo, estrechando la mano del Rey, la Reina y las princesas. Había cerca de 200 allí. La Reina bailaba todos los ‘bailes divertidos’ y se veía preciosa con un vestido amplio de tul blanco, cubierto con lentejuelas plateadas y las princesas usaban vestidos bastante iguales a la Reina, también de Hartnell, en encaje blanco bordado con margaritas azul pálido, y tenían flores en el pelo y en la cintura. ¡Nada de chicos de Eton, lo cual me alegró, ya que entonces solo teníamos a los jóvenes y apuestos “caballeros” [oficiales]!”

Domingo 17 de agosto: “Mamá y yo salimos a caminar y comenzamos a hablar de papá, y ella dijo que no creía que pudiera seguir viviendo con él después de la guerra. Escuché con los ojos secos y el corazón apesadumbrado; de alguna manera no me sorprendió. sus temperamentos difieren demasiado, pero esto me ha afectado profundamente. Solo desearía que la tradición exigiera que permanecieran juntos y hicieran lo mejor que pudieran de la ruina de su propia infelicidad”.

Jueves 21 de agosto: “Mamá y yo tuvimos una conversación sobre mí. Dijo que soy anticuada a la manera de ‘solterona’, lo cual es HORRIBLE. Me acosté llorando; la vida me parecía tan, tan desesperada”.

Anuncios