Conversaciones

Moniek Bloks: “El mayor paralelismo entre Astrid y Diana es el amor puro que tenían por sus hijos y su naturaleza caritativa”


El 29 de agosto de cumplen 85 años desde la muerte de la reina Astrid de Bélgica. Por este motivo entrevisté a Moniek Bloks, la creadora del blog “History of Royal Women” y autora de libros sobre mujeres de la realeza, como Carolina of Orange-Nassau: Ancestress of the Royal Houses of Europe.

Astrid, princesa de Suecia, contrajo matrimonio con Leopoldo III, convertido en rey belga en 1934. Fue la madre de los reyes Balduino y Alberto, además de la difunta gran duquesa Josefina Carlota de Luxemburgo. La muerte de la reina conmovió profundamente a los belgas, que todavía no se recuperaban del shock que supuso la muerte, también trágica, del rey Alberto I, 18 meses antes. “Su trágica muerte a la edad de 29 años le dio una reputación de santa”. Aunque su boda fue de Estado, la autora destaca que ella y Leopoldo “parece que realmente se amaban, aunque ella se mostraba reacia a convertirse en reina”.

— ¿Cuánto de fantasía hay sobre la historia de amor de Astrid y Leopold?

— Si hay alguna fantasía, probablemente sea el resultado de la impopularidad posterior de Leopoldo con su segundo matrimonio con Mary Lilian Baels (quien se convirtió en Lilian, princesa de Réthy) y la controversia de sus acciones durante la Segunda Guerra Mundial. La trágica muerte de Astrid a la edad de 29 años la ha dejado con una reputación de santa. Sin embargo, parece que realmente se amaban, aunque Astrid se mostraba reacia a convertirse en reina.

—Las biografías ilustran a Astrid como una madre ejemplar, que cuidó con esmero a sus hijos. ¿Qué puedes decirme acerca de eso y cómo reaccionó la corte ante su comportamiento?

Se sabía que Astrid se preocupaba poco por el protocolo de la corte y debido a esto, a menudo chocaba con los funcionarios de la corte. Incluso se sabía que se había reunido con la multitud con su hija mayor para presenciar una procesión en la que se había unido su marido. También salió a pasear con su hija en un cochecito. Sin embargo, ella siempre cumplió con sus deberes oficiales, pero nunca dejó que pasara a su casa.

— Se sabe que la figura de Astrid ocupa un lugar importante en la memoria de la familia real, ¿qué huellas dejó su figura en sus hijos y nietos?

Su nombre ciertamente sigue vivo. Dos de sus nietas llevan su nombre, así como dos bisnietas e incluso una tataranieta. Muchos lugares en Bélgica ahora también llevan su nombre. Evidentemente, su muerte afectó duramente a la familia. Leopoldo, que conducía el coche cuando ocurrió el accidente, se quedó con su ropa manchada de sangre. El padre de Astrid escribió sobre cómo ella nunca estaría destinada a estar en la Tierra mientras fuera demasiado buena para eso. El resto de la familia, incluidos los padres de Astrid, cuidaron mucho de sus tres pequeños hijos, pero los niños se vieron muy afectados por su muerte.

—Astrid ha sido comparada a menudo con Diana, princesa de Gales, como un epítome de la elegancia y bondad de su tiempo. ¿Puedes trazar un paralelo, más allá de su trágico final?

Astrid y Diana vivieron en tiempos diferentes, pero como princesa de Suecia, Astrid probablemente estaba mejor preparada para la tarea que tenía por delante, aunque si temía convertirse en reina debido a su timidez. Quizás el mayor paralelo que se puede establecer es el amor puro que estas mujeres tenían por sus hijos y su naturaleza caritativa.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]