El nacimiento del príncipe de Luxemburgo alegra a la realeza en plena crisis por el coronavirus


El niño, futuro monarca, será bautizado con los nombres de Carlos Juan Felipe José María Guillermo.

Con el trasfondo trágico de la pandemia del coronavirus, que en Luxemburgo mató a más de un centenar de personas, el país recibió este domingo la feliz noticia del nacimiento de un futuro soberano, el príncipe Carlos Juan Felipe José María Guillermo (Charles Jean Philippe Joseph Marie Guillaume). El niño, primer hijo del gran duque hereditario Guillermo y la gran duquesa hereditaria Estefanía, es el quinto nieto de los actuales soberanos de Luxemburgo, Enrique y María Teresa, y nació por cesárea poco después de las 5 de la mañana de este 10 de mayo en la Maternité Grande-Duchesse Charlotte, de la capital del gran ducado.

“El gran duque hereditario y la gran duquesa hereditaria se complacen en anunciar el nacimiento de su hijo. Hoy, domingo 10 de mayo de 2020, nació en la Maternité Grande-Duchesse Charlotte a las 5.13 de la mañana. El niño se llama Charles Jean Philippe Joseph Marie Guillaume y nació con un peso de 3,190 kg y un tamaño ajustable a 50 cm. Tanto la madre como el bebé están bien”, dice el comunicado oficial emitido por la Corte Gran Ducal.

“Es un día maravilloso para mi esposa y para mí”, declaró el príncipe Guillermo pocas horas después de haberse convertido en padre por primera vez. “Estamos felices de compartirlo con nuestros compatriotas (…) que han estado esperando este momento durante mucho tiempo, como nosotros, especialmente en tiempos que quizás sean más difíciles para nuestro país, nuestra población y las familias que no no se han visto en mucho tiempo”. “Tenemos un pensamiento especial para todas estas familias que pronto se reunirán. Les deseo la misma felicidad”.

El príncipe Carlos es el quinto nieto de los grandes duques Enrique y María Teresa.

A las 12 del mediodía del domingo, el ejército disparó 21 tiros de saludo sobre la meseta de Rham.

Los grandes duques Enrique y María Teresa, a quienes no se les permitió visitar el hospital en persona debido a las restricciones vigentes por la pandemia, se comunicaron con su hijo a través de una llamada de Skype para saber sobre el estado de la madre y su hijo. El príncipe Carlos (que en Luxemburgo se pronuncia “Charel”) es desde hoy el segundo en la línea sucesoria al trono luxemburgués. Antes que él habrán reinado Adolfo IV (1890-1906), Guillermo IV (1906-1912), María Adelaida (1912-1919), Carlota (1919-1964), Juan (1964-2000), el actual gran duque Enrique (desde 2000) y el futuro gran duque, Guillermo.

Cuando se anunció que su madre estaba embarazada, no se reveló el género del bebé, pero estaba claro que sería el heredero el trono independientemente de su sexo. Esto ocurre gracias través a la ley que entró en vigor en 2011 que indica que el primogénito del monarca es el primero en la línea de sucesión al trono, independientemente del género. En el pasado, solo las mujeres llegaban a la jefatura del estado del Gran Ducado, en la medida en que ningún sucesor masculino directo podría asumir esta tarea. Sucedió en 1912, al morir el gran duque Guillermo IV, quien fue sucedido por la mayor de sus cinco hijas, María Adelaida.

Los grandes duques hereditarios, Guillermo y Estefanía, se casaron en 2012.

El niño, como su padre y abuelo, vivirá en el Castillo Fischbach, el hogar de Guillermo y Estefanía.