Casa de Windsor

Winston Churchill “lloró” al saber que la joven princesa Isabel ascendía al trono


El entonces primer ministro del Reino Unido Winston Churchill “lloró” ante la idea de conocer a la reina Isabel y la calificó de “niña”, a pesar de que tenía 25 años y era madre de dos hijos.

Kate Williams, historiadora real y autora de un nuevo documental sobre la reina de Gran Bretaña, afirma que la longeva monarca fue subestimada por su Gobierno en los primeros días de su reinado. El documental Isabel I e Isabel II: las reinas doradas del Reino Unido examina las similitudes entre las dos monarcas. Ambas ascendieron al trono sin tener mucho reconocimiento y lucharon por respeto.

Isabel II ascendió al trono británico el 7 de febrero de 1952, a los 25 años, después de que su padre, el rey Jorge VI, muriera de cáncer de pulmón a los 50 años. Churchill, quien había trabajado con el padre de Isabel, no estaba preparado para este cambio abrupto de poder y hasta lloró del disgusto. Según muchos historiadores, el primer ministro dijo que la muerte del monarca fue “la peor” noticia.

Otra historiadora, Tracy Borman, está de acuerdo con Williams y agregó que los funcionarios sospechaban que la reina fuera “ingenua” y creían que “no sabía nada sobre cómo dirigir un país”. Isabel I, quien subió al trono inesperadamente el 15 de enero de 1559 y última de la dinastía Tudor, se enfrentó al mismo tipo de problema. Las dos monarcas usaron técnicas parecidas para que el pueblo las empezara a reconocer y amar: les hablaban directamente a los súbditos y paseaban con ellos. Así, se creaba una imagen de ellas de personas accesibles y a quienes les importaban los asuntos de gente común. Más tarde, se ganaron el respeto y la admiración tanto del pueblo del Reino Unido como de su Administración.

Nota del editor: apoye a Secretos Cortesanos para el lanzamiento de su próximo libro digital