El príncipe Carlos se une a Geta Thunber en su lucha: “Hay que reformar la economía para combatir la crisis climática”


El heredero británico mencionó ante líderes empresariales y políticos del Foro Económico Mundial su plan de 10 puntos para la lucha contra el cambio climático.

Por S.C.

El príncipe Carlos de Gran Bretaña se unió a la joven activista sueca Greta Thunberg en su lucha contra el cambio climático en su instó a los líderes empresariales y políticos de Davos a adoptar una reforma radical de las economías y los mercados para hacer frente a la crisis planetaria. En un discurso especial en el Foro Económico Mundial, este miércoles 22 de enero, Carlos describió un plan de 10 puntos para ayudar a la economía global a ser más sostenible, incluida la imposición de impuestos ecológicos y la inversión en tecnologías ecológicas.

Argumentó que los impuestos, las regulaciones y las políticas deben cambiarse, como parte de un esfuerzo para revertir los subsidios perjudiciales para el medio ambiente, como la asistencia financiera para la industria de combustibles fósiles. También citó el principio de “quien contamina paga”, lo que requiere que quienes crean daños ambientales paguen por la limpieza.

“Para asegurar nuestro futuro y prosperidad, necesitamos evolucionar nuestro modelo económico”, dijo el hijo y heredero de la reina Isabel II, un gran luchador contra la contaminación, a una audiencia de políticos y líderes empresariales y cívicos en Davos. “¿Queremos pasar a la historia como las personas que no hicieron nada para devolver el mundo desde el borde a tiempo para restablecer el equilibrio, cuando podríamos haberlo hecho?”

Carlos, quien cuenta con el apoyo financiero del Ducado de Cornualles de £ 1.000 millones anuales, hizo un desafío directo a algunas de las personas más ricas del mundo reunidas en la estación de esquí suiza para pensar en algo más que dinero. “¿De qué sirve toda la riqueza extra en el mundo obtenida de los negocios como de costumbre si no puede hacer nada con ella excepto verla arder en condiciones catastróficas?”, dijo.

El príncipe de Gales instó al sector privado a usar su ingenio y habilidades prácticas para ayudar a sacar al mundo de una calamidad climática. “El único límite es nuestra voluntad de actuar y el momento de actuar es ahora”, dijo Carlos, quien habló después de lanzar una iniciativa, la Iniciativa y el Consejo de Mercados Sostenibles cuyas 10 propuestas incluyen la rápida descarbonización de las empresas, impulsar la inversión en nuevas tecnologías respetuosas con el medio ambiente y ayudar a los consumidores a tomar decisiones sostenibles.

“El cambio climático , la pérdida de biodiversidad y el calentamiento global son las mayores amenazas que la humanidad haya enfrentado”, advirtió Carlos, y agregó que el capital debe desplegarse adecuadamente para hacer frente a estas amenazas. Dijo, además, que los consumidores globales podrían hacer que los mercados sean sostenibles, pero que no podrían tomar decisiones sostenibles si estas opciones no se les presentaran claramente.

Carlos también advirtió que ser consciente social y ambientalmente no puede ser una opción solo para las personas más ricas. Los mercados debían cambiar, de modo que los precios reflejaran los costos ambientales y económicos. “Si se tienen en cuenta todos los costos reales, ser social y ambientalmente responsable debería ser la opción menos costosa porque deja la huella más pequeña”, argumentó, pidiendo implícitamente subsidios y cambios impositivos.

La intervención de Carlos se produce casi 30 años después de la última vez que habló en el Foro Económico Mundial, cuando ya había comenzado a hacer campaña sobre temas ambientales y responsabilidad corporativa. Bromeó el miércoles que fue “una lucha cuesta arriba” tratar de generar apoyos, pero creía que el mundo estaba en un punto de inflexión. Para demostrar su posición, llegó en un automóvil eléctrico, en lugar de la opción de helicóptero preferida por algunos, como Donald Trump.

El plan de 10 puntos del Príncipe Carlos para una economía sostenible

El heredero británico mencionó ante líderes empresariales y políticos del Foro Económico Mundial su plan de 10 puntos para la lucha contra el cambio climático.

El príncipe Carlos de Gran Bretaña instó a los líderes empresariales y políticos de Davos a adoptar una reforma radical de las economías y los mercados para hacer frente a la crisis climática. En un discurso especial en el Foro Económico Mundial, este miércoles 22 de enero, Carlos describió un plan de 10 puntos para ayudar a la economía global a ser más sostenible, incluida la imposición de impuestos ecológicos y la inversión en tecnologías ecológicas.

Argumentó que los impuestos, las regulaciones y las políticas deben cambiarse, como parte de un esfuerzo para revertir los subsidios perjudiciales para el medio ambiente, como la asistencia financiera para la industria de combustibles fósiles. También citó el principio de “quien contamina paga”, que requiere que quienes crean daños ambientales paguen por la limpieza.

“Para asegurar nuestro futuro y prosperidad, necesitamos evolucionar nuestro modelo económico”, dijo el hijo y heredero de la reina Isabel II, un gran luchador contra la contaminación, a una audiencia de políticos y líderes empresariales y cívicos en Davos. “¿Queremos pasar a la historia como las personas que no hicieron nada para devolver el mundo desde el borde a tiempo para restablecer el equilibrio, cuando podríamos haberlo hecho?”

Carlos, quien cuenta con el apoyo financiero del Ducado de Cornualles de £ 1.000 millones anuales, hizo un desafío directo a algunas de las personas más ricas del mundo reunidas en la estación de esquí suiza para pensar en algo más que dinero. “¿De qué sirve toda la riqueza extra en el mundo obtenida de los negocios como de costumbre si no puede hacer nada con ella excepto verla arder en condiciones catastróficas?”, dijo.

El príncipe de Gales, quien también se reunió con la activista climática Greta Thunberg en la cumbre, instó al sector privado a usar su ingenio y habilidades prácticas para ayudar a sacar al mundo de una calamidad climática. “El único límite es nuestra voluntad de actuar y el momento de actuar es ahora”, dijo Carlos, quien habló después de lanzar una iniciativa, la Iniciativa y el Consejo de Mercados Sostenibles cuyas 10 propuestas incluyen la rápida descarbonización de las empresas, impulsar la inversión en nuevas tecnologías respetuosas con el medio ambiente y ayudar a los consumidores a tomar decisiones sostenibles.

“El cambio climático , la pérdida de biodiversidad y el calentamiento global son las mayores amenazas que la humanidad haya enfrentado”, advirtió Carlos, y agregó que el capital debe desplegarse adecuadamente para hacer frente a estas amenazas. Dijo, además, que los consumidores globales podrían hacer que los mercados sean sostenibles, pero que no podrían tomar decisiones sostenibles si estas opciones no se les presentaran claramente.

Carlos también advirtió que ser consciente social y ambientalmente no puede ser una opción solo para las personas más ricas. Los mercados debían cambiar, de modo que los precios reflejaran los costos ambientales y económicos. “Si se tienen en cuenta todos los costos reales, ser social y ambientalmente responsable debería ser la opción menos costosa porque deja la huella más pequeña”, argumentó, pidiendo implícitamente subsidios y cambios impositivos.

La intervención de Carlos se produce casi 30 años después de la última vez que habló en el Foro Económico Mundial, cuando ya había comenzado a hacer campaña sobre temas ambientales y responsabilidad corporativa. Bromeó el miércoles que fue “una lucha cuesta arriba” tratar de generar apoyos, pero creía que el mundo estaba en un punto de inflexión. Para demostrar su posición, llegó en un automóvil eléctrico, en lugar de la opción de helicóptero preferida por algunos, como Donald Trump.

El plan de 10 puntos del Príncipe Carlos para una economía sostenible

1) Poner la naturaleza y la protección del capital de la naturaleza en el corazón de las operaciones.

2) Crear vías responsables para descarbonizar para llegar a cero neto, y para que los gobiernos y las empresas establezcan un plan claro sobre cómo se descarbonizarán.

3) Reinventar el sistema industrial a través de la lente de los mercados sostenibles.

4) Identificar tecnologías innovadoras que puedan acelerar la creación de una economía sostenible y eliminar las barreras al cambio.

5) Eliminar los subsidios que evitan que la economía se vuelva más sostenible y establecer impuestos, políticas y regulaciones de una manera que catalice mercados sostenibles.

6) Invertir en ciencia, tecnología, ingeniería y habilidades matemáticas, y en investigación y desarrollo, para ayudar a llevar las tecnologías emergentes al mercado.

7) Invertir en la naturaleza como motor económico de crecimiento.

8) Acordar métricas unificadas para medir estándares ambientales, sociales y de gobierno, para proporcionar transparencia a las cadenas de suministro de la empresa.

9) Facilitar a los consumidores ver qué productos son éticos y sostenibles.

10) Realinear la inversión para que pueda apoyar la sostenibilidad. Esto dirigiría billones de libras en fondos de pensiones, fondos soberanos a proyectos ambientalmente responsables que ofrecen valor a largo plazo y tasa de rendimiento.